sábado, 5 de septiembre de 2009

El Trabuco de Alejandra

¿Por qué escribo? Sencillamente, porque me gusta. Porque cuando logro hilvanar unas cuantas palabras y encerrar en ellas lo que minutos antes solo existía en la profundidad de mis neuronas, siento que he creado y, al crear, he trascendido. Mi existencia se llena entonces de sentido.
¿Por qué Cuba será el tema principal de este blog, aunque ciertamente no el único? Porque soy cubana. Nací y crecí en la perla del Caribe y aprendí a amarla una vez que me fui de ella... ¿Amar? No puedo definir con certeza mis sentimientos hacia mi país, no sé si es amor o desamor. No me gusta el calor, la vulgaridad y la resignación que parecen apoderarse de las gentes, no pudiera decir con certeza que regresaría para vivir en Cuba definitivamente si se diera la oportunidad y, sin embargo, no puedo dejar de enorgullecerme de la entereza de los héroes de hoy y de antaño, no puedo dejar de leer a Martí pensando en mi padre, no puedo dejar de moverme cuando repican los tambores, no puedo dejar de sufrir por lo que estamos siendo y sobre todo no puedo dejar de preocuparme por lo que seremos. Y ahí surge entonces la necesidad de escribir sobre Cuba y de denunciar a los que le han convertido en una imitación mediocre de lo que está destinada a ser.
En los últimos tiempos, los blogs han demostrado su eficacia para transmitir un mensaje y, a pesar de todas las dificultades y riesgos, han comenzado a proliferar también en la isla. “Generación Y”, “Octavo Cerco” etc. han logrado abrir agujeros en los muros erigidos durante más de 50 años de Revolución y los de afuera comienzan a apreciar mejor lo que realmente sucede dentro. Como en la unión está la fuerza, he decidido unir mi voz a la de ellos y ofrecer también mi visión, contar mi pedacito de historia... ojalá dentro de poco, entre todos, logremos que las cosas comiencen a cambiar.

7 comentarios:

Camilo Fuentes dijo...

Hola, Alejandra.
Me gusta como escribes: preciso y condensado, sin rodeos inútiles, ideas claras y bien expresadas.
Te deseo mucho éxito en esta andadura. Volveré para leerte cada vez que pueda.
Saludos cordiales

Armienne dijo...

Bienvenida, Alejandra, al mundo bloguero contestatario cubano.

Adrian dijo...

Me parece una historia muy conmovedora, como tantas y tantas otras que existen en la Cuba de hoy. La cierto es que cuando un gobierno necesita cerrar sus puertas para que sus ciudadanos no se marchen deberian urgente pensar que estan haciendo mal. Si fuese ciera toda la propaganda de la revolucion entonces por que es necesario cerrar del mundo exterior? Todo lo contrario el influjo de personas hacia el paraiso cubano deberia ser grandioso, desgraciadamente la verdad explota en su propia cara y cada dia hay menos en la isla y los que cadan solo sufren en el yugo del gobierno

bendeasis dijo...

me gusta como y lo que escribes, bienvenida al mundo 2,0

Aguaya dijo...

Bravo, Alejandra!!! qué bueno que has abierto tu blog!!!!!! Un blog más sobre Cuba, señores!! Me alegra muchísimo!!!!!!
Te deseo lo mejorrrr y, como tengo sólo un tiempito más que tú en este mundillo, si necesitas ayuda en algo, pues con gusto te la ofrezco.
Saludos desde Berlín!

Pedro F. Báez dijo...

Alejandra, AMAS a Cuba. De eso no tengo la menor duda. Abrazos.

Pedro

Los Ángeles, EE.UU.

Anónimo dijo...

Igual que todo el mundo Alejandra, nada nuevo...

Publicar un comentario